Hoy abierto: 09:00-13:30, 16:30-20:00
Mañana abierto: 09:00-13:30, 16:30-20:00

Tres claves para cuidar tus ojos en verano

Tiempo de lectura 1 min.

En esta época del año, todos recurrimos al uso de cremas solares para protegernos del sol, pero tus ojos también necesitan un cuidado especial. Desde este blog te damos algunas claves para matener una buena salud ocular, también en verano.

Cuidado con el cloro de las piscinas:

Si bien es cierto que el cloro es un agente desinfectante necesario para mantener la higiene del agua de las piscinas, puede producir irritación ocular tras el baño. Además, también pueden proliferar bacterias como la bacteria Acanthamoeba, que afecta en particular a las personas que usan lentes de contacto, causando queratitis. Así mismo, también aumenta el riesgo de conjuntivitis.

Por ello, os recomendamos:

- Evitar el contacto directo de los ojos con el agua, usando gafas de natación.

- Evitar el baño en las zonas no acondicionadas.

- Evitar tocarse los ojos con las manos.

- No compartir toallas ni objetos personales que estén en contacto directo con los ojos.

El aire acondicionado puede producir sequedad ocular:

Con la época de calor que estamos atravesando, es inevitable recurrir al aire acondionado para refrescarnos. Lo más recomendable si vamos a estar expuestos al aire acondicionado es usar lágrimas artificiales que no contengan conservantes, para mantener los ojos bien hidratados.

Utiliza gafas de sol:

El verano es la época en la que se produce una mayor radiación solar, por lo que la radiación UV que se produce es más susceptible de producir lesiones en las zonas más sensibles del cuerpo. Se recomienda utilizar gafas de sol homologadas con filtros UV.

Protege los ojos de los más peques:

Hay que prestar especial atención a los ojos de los niños, ya que sus ojos son mucho más sensibles a la luz solar, puesto que su cristalino filtra las radiaciones con menor eficacia que el de un adulto. Por ello, es importante que usen todas las medidas posibles.